Artículos Lean

Terreno Fértil para Semillas Lean

Texto: José Roberto Ferro, fundador del Lean Institute Brasil. Ricardo Itikawa, Project Manager Lean Institute Brasil. Bruno Battaglia, Project Manager Lean Institute Brasil.

Cada día, al amanecer, trabajadores agrícolas a lo largo de todo Brasil se agrupan alrededor de su “capataz” para enterarse cuál será su trabajo a lo largo del día. En un día cualquiera, el trabajo de los “colaboradores” puede comprender cualquier actividad desde agrupar el ganado para proceder a vacunarlos hasta plantar nuevas semillas para una posterior cosecha o arreglar una reja para maniobrar una máquina de gran tamaño.

Lean Institute Brasil está llevando el pensamiento Lean a fundos o fincas en los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul. Ambas áreas se consideran centros de excelencia para los cultivos integrados de soya, maíz y para el ganado.

Cómo comenzar el proceso de transformación en Agrobusiness

Una tendencia en la industria de culpar a la naturaleza por cada cosecha que no resultaba según lo esperado – demasiada o muy poca lluvia, muchas pestes, y otros factores.

Cuando preguntamos por la estructura de costos y desempeño financiero, pudimos reunir muy poca información confiable. Aun cuando hay mucha información pública disponible – métricas del sector, generalmente no se les hacía seguimiento en las fincas o fundos con los cuales trabajamos. Más aún, cada vez que discutimos cuales eran los problemas, estándares básicos, necesidades o posibles objetivos, las respuestas que generalmente recibimos fueron “No sabemos” o “No tenemos esa información”.

Estos elementos revelan la falta de parámetros para rastrear las métricas de desempeño del negocio y muestran cuan primitivo es el sistema de gestión del sector agrícola. (Los esfuerzos se han enfocado en avances tecnológicos por sobre mejoramientos en el sistema de gestión).

Por ejemplo, revisar el estado de las plantas o cuán rápido aumentaba de peso el ganado -, éstas acciones nunca ocurrían de manera estructurada. Por lo tanto, existen brechas que pueden ser abordadas.

Identificando y entendiendo los flujos de producción

Entonces decidimos entender el trabajo y el ciclo de producción de manera más profunda, con el objeto de planear las actividades a nivel macro y proceder con un cascadeo para definir una agenda semanal y una rutina de gerenciamiento diario como una manera de mejorar el desempeño.

Por ciclo de producción, nos referimos a los pasos principales del proceso productivo. En agricultura por ejemplo éstos podrían ser: preparación del suelo, siembra, control de plagas y cosecha. Para la soya y el maíz este ciclo dura alrededor de 6 meses y tiene lugar en el mismo suelo.

Comenzando con el Gerenciamiento Diario

Definir las actividades diarias permitió establecer de manera más estructurada el trabajo a realizar, el cual es ahora desplegado de manera visual y transparente para todo el equipo en un panel de gerenciamiento diario. En principio, cada colaborador, debiera ser capaz de identificar su actividad (asignada por el supervisor) en el panel, el cual explica el trabajo a realizar, resalta los desafíos, etcétera.

A medida que estas actividades iniciales comenzaron a desarrollarse, los primeros beneficios comenzaron a aparecer: los colaboradores comenzaron a sentirse más empoderados y comprometidos; los líderes eran capaces de hacer ajustes durante el día; las actividades podían incluso ser intercambiadas durante la semana para contrarrestar la interferencia del clima en el trabajo diario. Al traer objetividad a la definición del trabajo y claridad a quien hace que, el panel de gerenciamiento diario aumentó el trabajo en equipo y redujo la dependencia de los colaboradores en el rol del supervisor/capataz. El panel ahora dirige el trabajo y define qué es lo que debe ser realizado.

El próximo paso: Obeya (Sala Visual)

Los primeros Obeyas creados contenían los siguientes elementos: una definición del propósito (“Alimentar al Mundo”), un calendario para 2 años, actividades actuales de cultivo (desde el comienzo al fin), un layout de la tierra dividida en lotes; calendario y planificación del uso de equipamiento y maquinaria, un calendario para la reparación de rejas y caminos; la definición de los estándares básicos de trabajo; una matriz de competencias, A3s desarrollados por los equipos.

Tener esa información disponible durante el desarrollo de las tareas diarias ayuda a aclarar todas las conexiones entre los distintos procesos y facilita realizar ajustes cuando condiciones externas (como el clima) cambian. De manera crítica, también ayudó a involucrar a los colaboradores de manera más profunda. Con tantas tareas y trabajos llevándose a cabo al mismo tiempo en un fundo, el poder alinear y movilizar a todas las personas hacia las mismas metas resultó ser un mecanismo muy poderoso para ayudar a las personas a entender que pueden ser protagonistas en asegurar el éxito del negocio (opuesto a la creencia anterior de que la madre naturaleza decide que va a pasar). El impacto negativo que la complacencia estaba teniendo en el performance disminuyó de manera importante.

Los experimentos iniciales que hemos llevado a cabo en agricultura en Brasil demuestran que el pensamiento lean y su práctica pueden ser extremadamente útiles para transformar el negocio de la agricultura. Definitivamente, creemos que el sector agrícola es suelo extremadamente fértil para la aplicación de principios Lean. Nos sentimos honrados por haber plantado estas primeras semillas.

Extracto: Planet Lean

Deja una Respuesta

Open chat
Necesitas Ayuda?
Hola👋...
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by
X